BOSQUES Y CAMBIO CLIMATICO

10.12.2013 11:45

Bosques y Cambio Climático

El cambio climático es uno de los mayores retos que enfrentamos en el planeta durante este siglo y que consiste en alteraciones en el clima de la tierra como consecuencia de la concentración de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera.  Estas alteraciones incluyen cambios en la temperatura promedio, las estaciones y la cantidad anual de lluvia, entre otros.

Las consecuencias potenciales del cambio climático son muy importantes, ya que al alterarse el ciclo del carbono se desequilibran el clima del planeta y la temperatura promedio la estaciones del año, y la cantidad anual de lluvia cambian. Asimismo, se afectan varias regiones del mundo y casi todos los aspectos de la vida humana. Por ejemplo: la disponibilidad de agua dulce, la distribución de tierras productivas y el aumento de la vulnerabilidad de las comunidades a eventos extremos.


Esto está teniendo como consecuencia un esfuerzo global dual para por un lado, buscar evitar o mitigar el cambio climático, reduciendo nuestras emisiones a la atmósfera, y por otro, invertir en acciones de adaptación que reduzcan nuestra vulnerabilidad a los efectos del cambio climático.

Tanto en mitigación como en adaptación los bosques juegan un papel de gran importancia.  Los bosques son por un lado, reservorios importantes de gases de efecto invernadero, cuya destrucción y degradación constituye una de las fuentes más importantes de emisiones de GEI a nivel global pero que al mismo tiempo, su conservación y manejo sustentable puede contribuir a aumentar la cantidad de carbono almacenada en ellos. Por otro lado, los bosques generan diversos bienes y servicios ambientales que contribuyen a los esfuerzos de adaptación.

Los bosques y la mitigación al cambio climático

En su crecimiento, los árboles absorben el dióxido de carbono de la atmósfera y lo convierte en carbono que se almacena en su tronco, raíces y hojas. Adicionalmente queda carbono almacenado en el suelo, en la materia orgánica al ras del suelo (hojarasca) y en los árboles muertos
El dióxido de carbono está catalogado como un Gas Efecto Invernadero (GEI).
Este proceso en el que los bosques capturan carbono de la atmósfera contribuye a la mitigación del cambio climático. Un bosque que crece está catalogado como un sumidero de carbono.

Cuando los bosques se degradan o son destruidos, el carbono que alguna vez fue almacenado se libera   hacia la atmósfera contribuyendo a agravar el problema del cambio climático.

Dentro de los mecanismos que se están creando para mitigar el cambio climático dentro del sector forestal, México está preparándose para acceder a un mecanismo internacional denominado REDD+  que busca desacelerar, frenar y revertir la pérdida de cubierta forestal y de carbono con el fin de reducir emisiones de GEI.

Los bosques y la adaptación al cambio climático

Por otro lado, los bosques juegan un papel importante en la adaptación al cambio climático ya que nos proveen importantes servicios ambientales: son hábitats y refugios para la biodiversidad, brindan alimento y materias primas y pueden funcionar como barreras contra desastres naturales.


Por lo anterior, los bosques juegan un papel importante en las acciones que México está tomando para mitigar el cambio climático.
A su vez, mitigar las emisiones de gases efecto invernadero provenientes de la degradación y la deforestación puede generar importantes beneficios ambientales y mejorar la calidad de vida de los habitantes de los bosques. De hecho, la conservación y el manejo sustentable de los bosques son objetivos de la política nacional y han sido promovidos de manera efectiva en las últimas décadas.

 

Documentos e información sobre el tema:

www.conafor.gob.mx/portal/index.php/temas-forestales/cambio-climatico-y-bosques-nv

 

Volver
www.viveroforestalencanto.com, www.viveroforestalencato.com.mx